Había una vez
...muchas maneras de echar tu cuento
0   /   100

No dejes de leer

Comenzar a leer
Tal vez es de mala suerte no leer este cuento.

Intentar explicar qué éramos antes de existir es como pedirle a un humano que te cuente sus recuerdos antes de nacer. Ni las mismas estrellas te pueden decir qué había antes de que sus colores alumbraran el lienzo negro. Es frustrante tratar de dar una respuesta si no tienes la más remota idea. Lo único que sabemos es que antes de nosotras la gente no se preocupaba por tener mala suerte.

Las supersticiones llegamos para llenar un hueco que la humanidad tenía. Una necesidad de explicar cuando algo no salía como ellos lo habían planeado. Poco a poco nos comenzaron a crear. Entre sus palabras cobramos vida. Día a día nos alimentamos del miedo que provocamos en los humanos cada vez que caminan bajo una escalera o dejan caer la sal. Sabemos que si seguimos así pronto todas las acciones de la humanidad estarán bajo nuestro control. Solo es cuestión de tiempo.

Hace poco se unió a nosotras una superstición nueva. Los humanos comenzaron a decir que leer un texto sin final provocaba que el lector

4 Comments

  1. Se convirtiera en coautor escritor del mismo y propusiera un desenlace o varios, provocando entonces la superstición de que al leerlo el autor …………..

  2. Se transformará en su peor superstición donde ahí vivirá atrapado en el mismo loop por toda la eternidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.