Había una vez
...muchas maneras de echar tu cuento
0   /   100
Comenzar a leer

Me chupé el dedo índice. Cuidadosamente lo pasé por el ceibó de la cocina de mi abuela para que se pegara la mayor cantidad de leche en polvo. ¡Qué mal sabe el veneno para cucarachas!

Leave a Reply

Your email address will not be published.