Había una vez
...muchas maneras de echar tu cuento
0   /   100
Comenzar a leer

Si le hubieran preguntado cómo iba su día una hora antes, durante el incendio, hubiera respondido distinto. Ahora, frente a las cenizas, con el arma y los fósforos en la mano, estaba convencido de que era el mejor día de su puta vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published.